¿Cuando puedo emitir una factura simplificada en mi negocio?

La factura simplificada desde principios de 2013, con el Real Decreto 1619/2012, sustituyó por los aun conocidos tiques e incorporó nuevos requisitos para su emisión con la posibilidad de utilizarla para pequeñas operaciones.

TIPOS DE FACTURAS

Existen dos tipos de facturas:

  • Factura completa

  • Factura simplificada

DIFERENCIAS

La principal diferencia entre una factura completa y una simplificada es la omisión de los datos del destinatario y que el porcentaje de IVA puede aparece como “IVA incluido” Articulo 7 Reglamento de facturación 

CASOS EN QUE SE PUEDE EMITIR UNA FACTURA SIMPLIFICADA

La factura simplificada podrá emitirse, a elección del emisor, en las siguientes operaciones:

1. Cuyo importe no supere los 400 euros (IVA incluido)

2. Cuando deba expedirse factura rectificativa.

3. Con autorización previa por el Departamento de Gestión Tributaria.

4. En operaciones, que ya se permitía la emisión de los suprimidos tiques, siempre que no excedan de 3000 euros (IVA incluido) Estas operaciones son:

  • Ventas al por menor, por lo tanto si el destinatario de la operación comercial no actúa como empresario o autónomo, es decir el consumidor final, el comercio en general tiene la posibilidad de emitir Facturas Simplificadas.

  • Ventas o servicios en ambulancia.

  • Ventas o servicios a domicilio del consumidor.

  • Transporte de personas y sus equipajes.

  • Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes bares y similares, así como el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto.

  • Salas de baile y discotecas.

  • Servicios telefónicos prestados mediante cabinas o tarjetas magnéticas o electrónicas recargables que no permitan la identificación del portador.

  • Servicios de peluquerías e institutos de belleza.

  • Utilización de instalaciones deportivas.

  • Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.

  • Aparcamiento de vehículos.

  • Servicios de videoclub.

  • Tintorerías y lavanderías.

  • Autopistas de peaje

En todo caso, si eres empresario u autónomo, es muy importante que todas tus compras y gastos para tu negocio, solicites siempre Factura Completa para que puedas deducirte el IVA que has pagado. En esta factura debe constar el destinatario de la operación y todos los demás requisitos que señala el Reglamento.

Deja un comentario

Share This